Abogado Toledo

Diferencia entre divorcio y separación en Toledo. Características de la separación

Diferencia entre divorcio y separación Toledo

diferencia entre divorcio y separación Toledo - Mar Galán

Introducción

Como abogado especializado en derecho de familia veo cómo, aunque se sigue celebrando un elevado número de bodas, las rupturas matrimoniales están a la orden del día. Lo que la gente no tiene claro es cuál es la diferencia entre divorcio y separación en Toledo. Los abogados de divorcio tienen que explicar a sus clientes cuál es la diferencia entre un divorcio y una separación matrimonial.

Una separación supone que los cónyuges ponen punto y final a la convivencia y deciden iniciar una vida separada e independiente. La separación no disuelve el vínculo matrimonial, esto sólo se produce con la muerte de uno de los cónyuges o con el divorcio. Por lo tanto, la diferencia entre el divorcio y la separación matrimonial reside en dos aspectos:

  • Mediante la separación no hay ruptura del vínculo matrimonial, simplemente hay una deseo de vivir de forma autónoma e independiente.
  • Con el divorcio se disuelve el matrimonio y las partes pueden contraer matrimonio con otra persona.

Cuando un cliente pregunta cuánto cuesta una separación, hay que explicarle que el coste va a estar en función de si la separación se produce de forma amistosa o no. El coste se incrementará, como en el caso del divorcio contencioso, si la separación no se produce de mutuo acuerdo.

 

 Diferencia entre divorcio y separación Toledo: Tipos de separación

Cuando una persona decide separarse puede hacerlo de dos maneras: bien de hecho o a través de la vía judicial, y, en este caso, de mutuo acuerdo o de forma contenciosa. En el caso de que la separación se haga de hecho, no hay más que el mero acuerdo de las partes o que una de ellas abandone la vivienda conyugal.

Los problemas que pueden surgir en el caso de optar por una separación de hecho son: en primer lugar, que el cónyuge que se va de la vivienda sea acusado de abandono de familia; y en segundo lugar, que no se liquida el régimen económico matrimonial. De ahí que sea más conveniente optar por una separación judicial, o bien, acudir a un Notario para reflejar por escrito las determinaciones que se tomen sobre los hijos y sobre el patrimonio familiar.

diferencia entre divorcio y separación Toledo

En el caso de decidirse por una separación judicial, ya he comentado antes que se puede realizar de forma amistosa, como ocurre con el divorcio de mutuo acuerdo; o de forma contenciosa. Hay que tener siempre claro que es aconsejable antes de tomar decisión alguna acudir a un abogado especializado en divorcios y separaciones para que le proporcione un buen asesoramiento en todos los pasos a seguir.

Pasos para divorciarse o separarse de mutuo acuerdo o contenciosa

 Hay que decir que tanto en la separación como en el divorcio, ya sea de mutuo acuerdo o no, ya no es necesario alegar causa alguna para desear romper el matrimonio. Dicho esto, los pasos y requisitos a seguir y a tomar en consideración legal serían los siguientes:

  • En el caso de separación de mutuo acuerdo: se precisa el transcurso de al menos tres meses desde la celebración del matrimonio; así como el convenio regulador en el que los cónyuges establezcan las decisiones sobre: el régimen de visitas, la guarda y custodia de los hijos, la pensión de alimentos, el uso y disfrute de la vivienda familiar, etc.
  • En el caso de separación judicial: habrá que interponer la correspondiente demanda de separación. En lo que respecta al convenio regulador, será el juez el que determine las condiciones que, respecto a los hijos y al patrimonio conyugal, debe tomar.

Lo más aconsejable es acudir a una separación de carácter amistoso por varias razones: para evitar daños innecesarios a la ex pareja y a los hijos si los hay; para evitar graves y profundos conflictos que pueden darse durante el transcurso del juicio; y por razones puramente económicas: un mutuo acuerdo es más barato que uno contencioso.

Un ejemplo

 Ángeles B.R., residente, de 40 años de edad, trabajadora en una empresa automovilística, casada desde hacía quince años con su marido Ignacio S.S. y con dos niños de 8 y 10 años: Daniel y Eva S.B., respectivamente, deseaba separarse de forma amistosa. No quería que sus hijos sufriesen con la separación, por lo que habló con su marido sobre la decisión que había tomado.

diferencia entre divorcio y separación Toledo - ejemplo

Ignacio S.S. no entendía los motivos por los que su mujer quería separarse, por lo que se negó en rotundo, comunicando a Ángeles B.R. que lucharía por obtener la guarda y custodia de los niños y el disfrute de la vivienda familiar. Aunque Ángeles B.R.habló varias veces con su marido, se dio cuenta de que no entraba en razones, así que acudió a un abogado experto en separaciones y divorcios para que le aconsejara qué hacer, porque ella se encontraba absolutamente bloqueada ante el enquistamiento de la situación.

Su abogado concertó una cita con Ignacio S.S. para comentarle las consecuencias de acudir a la vía judicial, tanto los de carácter económico; como los emocionales, tanto para los niños como para la pareja. Le aconsejó que reflexionara, que la decisión de su pareja era la de seguir adelante con la separación, aunque fuese de forma contenciosa y que ella también lucharía por tener la guarda y custodia de sus hijos, por lo que sus hijos sufrirían enormemente.

Tras varias conversaciones se consiguió lo que parecía imposible: que Ignacio aceptase la situación y conviene en optar por una separación de mutuo acuerdo. La única condición que puso y que fue aceptada por Ángeles B.R. fue que se estableciese una custodia compartida, ya que ambos vivían en un pueblo pequeño y podían perfectamente asumir ese tipo de custodia.

Una vez que se acordó todo en el convenio regulador, se cerró también el tema económico. Al tener la ya ex pareja la misma representación profesional, es decir, que les representaba el mismo abogado y procurador a los dos, el coste económico de la separación fue asumible y quedó en la suma de 300€, incluyendo la redacción del convenio regulador.

En suma, una situación tan complicada a priori logró solucionarse gracias a la intervención y mediación del abogado al que acudió Ángeles B.R., que no sólo le explicó la diferencia entre divorcio y separación en Toledo, sino que le aconsejó específicamente sobre la situación concreta que le planteó su cliente. 

 

(llevamos casos de toda la provincia. Abogado de Seseña , abogado de Illescas, Etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons