Abogado Toledo

Prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absoluta. Cuántas existen y en que cuantía

Prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absoluta

Introducción

Mar Galán prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absolutaPor desgracia, es relativamente frecuente el sufrir un accidente laboral en el centro de trabajo. No hay que obviar que se pasa un número considerable de horas en el mismo, de ahí la posibilidad de padecer algún tipo de accidente en el lugar donde cualquier persona desempeña su actividad laboral. En este artículo, como abogado laboral, voy a tratar las prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absoluta.

Un accidente laboral puede provocar en el trabajador desde una mera incapacidad laboral (traducida en un número determinado de días de baja), hasta el mismo fallecimiento. De ahí la importancia de contar con un buen asesoramiento por parte de un experto en accidentes de trabajo.

Las dudas que le pueden asaltar a un trabajador que ha sido víctima de un accidente laboral se suelen referir a muchas cuestiones: si puede ser despedido; si tiene derecho a algún tipo de indemnización; qué prestación le queda; si tiene que denunciar a la empresa, etc. Cuestiones que atormentan al trabajador y a su familia.

Incapacidad permanente grados

Primero habría que partir del concepto de incapacidad permanente: es la situación en la que se encuentra un trabajador, que tras haberse sometido al tratamiento médico prescrito y de habérsele dado el alta médica, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, objeto de determinación objetiva y que se contempla como definitiva de forma previsible, y que disminuyen o anulan su capacidad laboral.

Respecto a la revisión de la incapacidad permanente: cabe que se considere tal revisión si se entiende que el trabajador afectado puede ver mejorada o agravada su situación. De ahí que sea posible que un trabajador con una incapacidad permanente total sea revisable si se aprecia que haya una agravación de su estado de salud.prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absoluta

Por profesión habitual hay que entender aquella que ejercía el trabajador o a la que pudiera destinarse dentro del mismo grupo profesional, y que siempre se está aludiendo a contingencias profesionales (accidente laboral/enfermedad profesional), no comunes (enfermedad común/accidente no laboral). Dicho esto, los grados de la incapacidad permanente son:

  • La incapacidad permanente parcial para la profesión habitual: el trabajador se ve afectado por una disminución no inferior al 33%. Puede seguir trabajando en su profesión habitual. La prestación correspondiente sería el abono de una cantidad a tanto alzado equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora.
  • La incapacidad permanente total para la profesión habitual: en este caso, el trabajador no puede realizar todas o las fundamentales tareas de su profesión. El abono de la pensión correspondiente en este caso es compatible con la realización de otra actividad laboral. La prestación consiste en una pensión vitalicia sustituible por una indemnización a tanto alzado.
  • La incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo: el trabajador no puede desempeñar actividad laboral alguna. La pensión de incapacidad permanente absoluta es del 100%.
  • Y la gran invalidez: el trabajador necesita de una tercera persona que le ayude a realizar los actos más básicos de la vida. La prestación es la misma que para el caso anterior, si bien, se incrementa en un 50%.

¿Qué puede reclamar un trabajador víctima de un accidente laboral?

  • La asistencia sanitaria (que viene ofrecida por la Mutua al tratarse de un accidente laboral), así como la prestación económica que le corresponde que es, salvo mejora de convenio, el 75% de la base reguladora.

Si al trabajador le quedasen secuelas, le corresponde la prestación económica correspondiente al grado de incapacidad que determine la Seguridad Social.

  • Recargo de entre un 30 a un 50% en las prestaciones, tanto temporales como permanentes, cuando se determine la culpa del empresario por infracción de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. El recargo se reconoce por el INSS según propuesta de Inspección de Trabajo o a instancia del propio trabajador.
  • Los convenios colectivos de aplicación suelen contemplar cuantías que mejoran y que no tienen nada que ver con las arriba mencionadas.

Por último, la indemnización por responsabilidad civil: esta indemnización viene a resarcir el daño moral no resarcido con las prestaciones descritas y el resto del daño patrimonial que hubiera podido padecer el trabajador afectado.prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absoluta en Toledo

Prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absoluta: A modo de ejemplo

Carlos A.G., casado con dos hijos, residente en Toledo, tenía 40 años cuando sufrió un accidente laboral. Su trabajo era el de camionero, por lo que el accidente se produjo cuando se desplazaba realizando su actividad laboral. El impacto fue tan brutal que la consecuencia fue la de que se le concediese una incapacidad permanente absoluta.

Independientemente del tipo de incapacidad permanente que se le concedió, Carlos A.G. dudaba sobre si le correspondía algún tipo de indemnización, por lo que acudió a un abogado experto en accidentes laborales para informarse sobre esta cuestión, ya que su empresa no le decía absolutamente nada.

Su abogado le comunicó que había que solicitar el seguro de convenio, ya que así venía estipulado. Y, al mismo tiempo, descubrió que la empresa de Carlos A.G. incumplía sistemáticamente la normativa de prevención de riesgos laborales: sus trabajadores hacían jornadas laborales muy extensas; no descansaban cuando así venía estipulado, etc. Básicamente, las razones se debían a que la empresa había recortado personal y tenía unos plazos muy estrictos de entrega de sus productos.

Se denunció a la empresa ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, quien, tras las averiguaciones oportunas, levantó acta de infracción. Esto supuso un aumento de las prestaciones de Carlos A.G. en un 30%. Al mismo tiempo, se denunció a la empresa por omisión de medidas de seguridad, con lo cual el cliente obtuvo una cantidad en concepto de indemnización de 30.000€.

Por lo tanto, dada la dificultad de saber lo que le corresponde a un trabajador que sufre un accidente de trabajo, lo mejor es acudir a un abogado laboralista experto en siniestros de trabajo que pueda aconsejar debidamente sobre las prestaciones e indemnizaciones por accidente laboral provocando una incapacidad absoluta.

(Admitimos clientes de toda la provincia. Somos también abogados en Talavera de la Reina y abogados en Ocaña, etc)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons