Abogado Toledo

Reclamaciones seguridad social Toledo. Tipos.

Reclamaciones seguridad social Toledo

Introducción

Mar Galán Reclamaciones seguridad social ToledoUno de los campos que se contemplan dentro del Derecho laboral es el referido a la Seguridad Social. Por lo tanto, como abogado laboralista se tienen que tener conocimientos, no sólo en materia de derecho laboral, sino también en esta materia para poder atender así consultas relacionadas con posibles reclamaciones sobre seguridad social en Toledo.

La Constitución en su artículo 41 establece la obligación de los poderes públicos de mantener un régimen de seguridad social para los ciudadanos, de manera que asegure la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad. Es así que el Estado debe garantizar a las personas que por razón de sus actividades están comprendidas en su campo de aplicación.

También se incluye a los familiares o asimilados que estén a su cargo, la protección adecuada en las contingencias y situaciones que, por enfermedad, accidente o carencia de empleo precisen de una asistencia sanitaria o de unas prestaciones económicas sustitutivas de las rentas dejadas de percibir. Su principal normativa, entre otras, se recoge en la Ley General de Seguridad Social. 

Se puede hacer una reclamación a la seguridad social sobre los siguientes aspectos

  • En el caso de denegación a la solicitud de una incapacidad permanente parcial, total, absoluta o gran invalidez.
  • Cuando se trata de lesiones permanentes no invalidantes derivadas de accidentes de trabajo.
  • Cuando se trata de impugnar un alta médica expedida por parte de la seguridad social o la mutua a pesar de que el trabajador necesita más tiempo de baja y continúa imposibilitado para desempeñar su trabajo.

Asimismo, también:

  • En lo que respecta al recargo de prestaciones de la Seguridad social, ya que la incapacidad temporal o la incapacidad permanente del trabajador puede incrementarse entre un 30% y un 50% en aquellos casos en los que se demuestra que el accidente laboral se debió a la responsabilidad del empresario.
  • Para la determinación de contingencia, es decir, para iniciar un procedimiento en el que una enfermedad común pase a ser considerado como una enfermedad profesional o accidente de trabajo, puesto que económicamente le compensa al trabajador.

También se puede poner una reclamación a la seguridad social:

  • Sobre prestaciones de maternidad, lactancia y paternidad, así como por adopción y acogimiento.
  • Sobre las mejoras previstas en convenio colectivo o en otros contratos privados, vinculadas a la muerte de un trabajador, a su declaración de incapacidad o a la mera prestación de incapacidad temporal.
  • Y también se pueden poner reclamaciones a la seguridad social sobre la vida laboral del trabajador: cuando el empresario incumple sus obligaciones de afiliar y cotizar por sus trabajadores, o cotiza una cantidad inferior a la que legalmente le corresponde.

Cuando un trabajador quiera interponer una reclamación a la seguridad social se le va a requerir la aportación de una documentación concreta y necesaria para que se lleve a cabo la tramitación: el contrato de trabajo; el convenio colectivo aplicable; el parte de accidente de trabajo; la documentación médica relacionada con el caso; en el caso de que se trate de un accidente “in itinere”, se aportará el parte amistoso del accidente o el atestado policial.

Reclamaciones seguridad social Toledo

Sobre las reclamaciones previas en seguridad social en Toledo

Mientras que en Derecho laboral en general es requisito inexcusable que el trabajador interponga papeleta de conciliación antes de acudir al procedimiento laboral. En materia de seguridad social, el trabajador lo que debe hacer es poner una reclamación previa ante la entidad gestora o la Tesorería General de la Seguridad Social.

El plazo para su interposición es el de 30 días a contar desde la notificación de la resolución que se vaya a impugnar. En el caso de que la resolución se presuma producida por silencio administrativo, el plazo se computa desde la fecha en que se agote el plazo para dictar la resolución y se produzca el silencio.

Pasado el plazo de 30 días desde la notificación de la resolución de la reclamación previa, o desde el día en que se entienda denegada por silencio administrativo, se tendrá que presentar la correspondiente demanda en el juzgado de lo social. Aunque parezca un poco farragoso, la tramitación es relativamente sencilla, pero lo cierto es que hay que estar muy pendiente de los plazos.

Reclamaciones seguridad social Toledo Ejemplo

A modo de ejemplo

Eva P.S., de 50 años de edad, casada y con dos hijos, trabajaba en una cafetería como camarera desde hacía 15 años. Empezó a sentir muchos dolores en brazos y espalda por lo que acudió a su médico de familia, quien, aunque le comentó que debía acudir a la Mutua porque esos dolores obedecían al tipo de trabajo que desempeñaba, le dio la baja.

Eva P.S. entró en una dinámica de altas y bajas. Cuando acudió a la mutua, ésta le dijo que sus dolores eran normales y que no tenían origen laboral, recomendándole antiinflamatorios y que hiciera ejercicio. Eva se desesperaba al ver que no encontraba solución y que cada vez se encontraba peor para trabajar, por lo que decidió acudir a un abogado laboralista para que le dijera que se podía hacer.

Su abogado consideró que había que iniciar un procedimiento de determinación de contingencia, puesto que los dolores que padecía su cliente en las zonas de su cuerpo y ya diagnosticados, aparecían recogidos en el cuadro de enfermedades profesionales, por lo que Eva P.S. padecía una enfermedad profesional y dado su estado de salud habría que iniciar una incapacidad permanente total.

Tras una inicial resolución de la seguridad social denegando la solicitud de Eva P.S., su abogado interpuso la reclamación previa con toda la documentación médica pertinente. Cierto es que Eva tuvo que pasar por tribunal médico, pero finalmente se consiguió tanto la determinación de la contingencia como profesional, como la incapacidad total de Eva P.S.

Por tanto, se pudo resolver la situación que tanto angustiaba a Eva P.S. gracias al asesoramiento de su abogado. Cualquier duda que surja en relación con las reclamaciones sobre seguridad social en Toledo hay que consultarla con un abogado experto en derecho laboral y seguridad social. El coste hay que valorarlo en función del caso concreto, pero desde 100€ se puede iniciar el procedimiento.

(Servimos también a poblaciones de toda la provincia. Abogado en Ocaña, abogado en Madridejos, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons